Espectáculos

Jueza niega permiso al actor Pablo Lyle para regresar a México

  La Gaceta.me
22 Enero 2020
10:00:00

A pesar del fallo, el histrión mexicano tendrá mayor "libertad" para realizar sus actividades en Estados Unidos; deberá permanecer en el domicilio en donde comenzó el proceso

La jueza Marlene Fernández rechazó cambiar al actor mexicano Pablo Lyle el arresto domiciliario en Estados Unidos por libertad condicional para que el artista pueda viajar a México.

Sin embargo, la jueza modificó las condiciones de arresto y Lyle López tendrá más “libertad” en territorio estadounidense.

“La buena noticia es que hoy Pablo tiene más libertad que tenía ayer. Pablo ahora puede salir de la casa, puede hacer lo que quiera, a la hora que sea”, informaron sus abogados sobre el fallo.

Sobre el futuro laboral del actor y la forma en que obtendrá ingresos en EU, los jueces prefirieron no profundizar en el tema: “Es un tema privado, pero no es fácil para nadie vivir así”.

Agregaron que el histrión, de 33 años de edad, deberá permanecer en el domicilio en donde comenzó el proceso legal “por órdenes del juez y porque además no tiene otro lugar donde quedarse”.

La próxima cita de Lyle con la jueza será el 20 de marzo, para conocer la resolución que interpusieron contra el juez anterior (Alan Fine) tras considerar que cometió un error legal.

Si el actor es encontrado culpable de la muerte de Juan Ricardo Hernández, podría recibir una pena de 15 años de cárcel.

El caso
Lyle fue detenido el pasado 31 de marzo en el Aeropuerto de Miami, luego de golpear a Juan Ricardo Hernández, de origen cubano, quien quedó inconsciente durante un accidente de tránsito.

El 4 de abril, la víctima permaneció en terapia intensiva por unos días y posteriormente la familia decidió desconectarlo del respirador artificial que lo mantenía con vida.

Las complicaciones de una herida contundente en la cabeza fue la causa de muerte del hombre de 63 años, de acuerdo con el informe de la autopsia elaborada por el Departamento del Forense del Condado de Miami.

Tras el deceso y una vez que se revisaron las pruebas presentadas, así como un video en el que se aprecia el momento en que el actor golpea al hombre en el rostro, se le fijó una fianza de 50 mil dólares para su libertad condicional y arresto domiciliario con grillete electrónico.

El 6 de junio pasado, el juez Alan Fine negó al actor la petición de regresar a México. A pesar de que fue rechazada esa solicitud durante la audiencia realizada ese día, las condiciones de su detención domiciliaria fueron modificadas.

En ese sentido, Lyle tiene la posibilidad de salir a reuniones con sus abogados, realizar visitas familiares y asistir a la iglesia todos los días, siempre y cuando sean autorizadas.

En la audiencia del pasado 23 de agosto, el juez Fine negó la petición de la defensa de Lyle -quien cumplió cinco meses de arresto domiciliario- de desestimar los cargos de homicidio involuntario bajo la ley “Stand your ground”, la cual permite el uso de fuerza letal en defensa propia.

También se mostró el video del interrogatorio del actor de 32 años, poco después del incidente y de ser detenido en el aeropuerto de Miami cuando intentaba regresar a México, en el que señaló que se sentía asustado y muy preocupado por sus hijos; “no estaba tratando de ser un imbécil o violento. Pensé que me estaba defendiendo”.

En su intervención, Bruce Lehr aseguró que Pablo “quería proteger a su familia y temía que Hernández tuviera un arma en su auto (…) Sólo le pegó una vez, no usó una piedra ni le pegó repetidamente”.

A su vez, la fiscal Rachel Morales-Gellis declaró que no había amenaza inminente, ya que la acción de Lyle no estaba justificada y la víctima no estaba armada.

A principios de septiembre, el juez Alan Fine notificó de manera oficial al actor mexicano que su argumento de defensa propia fue rechazado, pues el cubano Juan Ricardo Hernández en ningún momento se mostró agresivo durante el incidente de tránsito en el que fue golpeado por el actor. /Razón.

Comentarios