Espectáculos

Dos años sin Avicii: ¿dónde fueron a parar los 22 millones de euros de su herencia?

  La Gaceta.me
20 Abril 2020
09:00:00

La muerte del DJ y productor fue tan repentina e inesperada que pilló a todo el mundo desprevenido. En su segundo aniversario rastreamos el destino de su legado

Avicii fue uno de los nombres más googleados en 2018. Por desgracia, no por una razón que les habría hecho sentirse orgullosos al DJ y a sus seguidores sino por su lamentable muerte. La noticia golpeó a todos los estamentos no solo por la trascendencia musical (uno de los productores más reconocidos en el circuito de la música electrónica) sino por su juventud y por la manera en la que falleció.

Tim Bergling, verdadero nombre del músico, se quitaba la vida en Omán después de haberse retirado de los escenarios. Tenía 28 años y llevaba dos apartado del mundo musical. Los que conocían más de cerca al artista sabían que padecía una enfermedad desde hacía tiempo, una pancreatitis aguda que obligó al artista a retirarse. Un mal contra el que, como explicaba su familia, “luchó realmente con pensamientos sobre el sentido de las cosas, la vida, la felicidad. Ahora ya no tenía fuerzas, quería encontrar la paz". De hecho, su padre, en una entrevista concedida un año después, intentaba arrojar un poco de luz: "Solía hablar con él durante horas sobre lo que pensaba, sobre su vida y su amor, y cuando se sentía enfermo, me llamaba… Si eres extremadamente feliz, tiendes a ser infeliz mucho más rápidamente. Las cosas más pequeñas pueden hacerte sentir triste y cambiar tu equilibrio interior", comentaba Klas Bergling.

Precisamente fueron él y su esposa, Anki Lidén, los herederos universales de la inmensa fortuna amasada por el DJ sueco: 22 millones de euros que, al no tener pareja ni descendencia, ni tampoco haber realizado testamento, fueron a parar a manos de sus progenitores según lo designa la ley sueca.

Lo sensato y lo humano

El medio 'Celebritynetworth' llegó a estimar en un principio su fortuna en unos 70 millones, calculando no solo el dinero acumulado sino también alguna propiedad del artista. El cálculo se generaba teniendo en cuenta que el DJ cobraba unos 200.000 euros por actuación y que en 2016, su último año en activo, había ingresado 12 millones. A pesar de eso, el artista nunca le dio importancia a las ganancias materiales: "Cuando empecé a ganar dinero descubrí que realmente no lo necesitaba", contaba en una entrevista en 2013. "Cuando tienes un exceso de dinero que no necesitas, lo más sensato, lo más humano y lo más obvio es dárselo a las personas necesitadas", dijo.

De hecho, una de las cosas a las que destinó parte de su fortuna fue a financiar ONG: en 2012, parte de los ingresos de su gira por Estados Unidos los cedió a Feeding America, una organización estadounidense contra el hambre. En 2013 entregó un millón de euros a la ONG sueca Radiohjälpen, que recolecta dinero con fines humanitarios.

Esa misma senda altruista han seguido sus padres: parte de la herencia de Avicii la han destinado a crear la Fundación Tim Bergling en honor al DJ desaparecido, que se encarga de recaudar dinero y concienciar sobre causas relacionadas con las enfermedades mentales y la prevención del suicidio. También aborda otros temas que tienen que ver con el cambio climático, la asistencia para el desarrollo, la conservación de la naturaleza y las especies en peligro de extinción. La familia explicaba el objetivo en un comunicado: "Crear una fundación en su nombre es nuestra manera de honrar su memoria y continuar actuando en su espíritu", explicaba la familia en un comunicado. /El Confidencial.

Comentarios