Sinaloa

Mario Zamora y su deseo de servir a la sociedad

  La Gaceta.me
04 Mayo 2018
10:00:00

El candidato se reúne con mujeres de Los Mochis y confirma que son su prioridad

Los Mochis. En una tarde en la que recibió muchos aplausos, piropos y apapachos, Mario Zamora declaró que el motor que lo mueve en su lucha por llegar al Senado es el deseo de servir a la sociedad, y principalmente a las mujeres.

“El amor es entrega y nosotros andamos en esto porque estamos entregados en servirles a ustedes, en tratar de que a ustedes les vaya bien. Quiero que sepan que en mi tendrán un Senador que las va a atender bien, y que vamos a trabajar para que a sus hijos y a sus familias les vaya mejor”.


El candidato al Senado de la República de la alianza PRI-Panal-Verde Ecologista tuvo un encuentro con la Red Nacional de Mujeres Vigilantes, en el Club de Leones de esta ciudad, marco que aprovechó para decirle a ellas que son prioridad en su agenda.

“José Antonio Meade ha dicho que su prioridad serán las mujeres y yo lo comparto. Vamos a trabajar para todos, pero primero por las mujeres. Estamos en sus manos. Ustedes serán el factor que decida el futuro del país. Y yo espero que me contraten como su empleado”.


Zamora agregó que siempre ha sido agradecido y que sabrá pagar con trabajo el apoyo del electorado. 

“Un amigo es el que está en todo momento contigo y no nada más cuando te ocupa. Y en mi casa me enseñaron a ser agradecido. Denme la oportunidad de ser su empleado. Denme la oportunidad de ser su Senador. Dénsela a Jose Antonio Meade, a Rosa Elena Millan, quien es mi compañera de fórmula y por lo que me siento muy honrado, ya que es una mujer muy inteligente, trabajadora y con mucha experiencia.”


LE RECONOCEN APOYO

Ivonne Solís, líder nacional de Redes de Mujeres Vigilantes, manifestó que Mario Zamora le ayudó en distintos proyectos cuando nadie más le abría las puertas.

“Cuando llegué a Sedesol y hablé con este señor, le dije que las mujeres en Sinaloa y en todas partes del país seguíamos sin ser escuchadas, sin ser atendidas. Me contestó que eso no podía pasar; me preguntó qué necesitaba y me dijo que era un defensor de las mujeres. Gracias a la gestión que él me ayudó a hacer pudimos bajar programas de vivienda, de becas, de trabajo. Después de haber tocado muchas puertas que no se abrían hubo una que sí se abrió. Y a mi Mario ya me cumplió”.



Comentarios