México

Marcha feminista en CdMx concluye en vandalismo

  La Gaceta.me
17 Agosto 2019
08:00:00

Durante la protesta de mujeres fueron agredidos reporteros, se atacó la sede de la policía capitalina, la estación de Metrobús ubicada en Insurgentes y el Ángel de la Independencia.

Una manifestación de mujeres en protesta por la presunta violación de una joven por parte de cuatro policías derivó en la destrucción de la estación del Metrobús Insurgentes, pintas en la columna del Ángel de la Independencia, la vandalización de comercios, el incendio de la sede de policía capitalina, así como agresiones y lesiones a ciudadanos, periodistas y uniformados.

Durante más de cinco horas y sin la acción de las fuerzas de seguridad capitalinas, decenas de mujeres embozadas dañaron comercios, fachadas de bancos y obligaron el cierre de instalaciones de movilidad.

La jefa de Gobierno de CdMx, Claudia Sheinbaum, emitió un comunicado casi al final de las protestas, y anunció que habrá castigo a los agresores.

Los servicios médicos para atender a policías y ciudadanos lastimados arribaron pasadas las 11 de la noche.

A las 6 y media de la tarde fue convocada la protesta por colectivos de mujeres #NoMeCuidanMeViolan y #ExigirJusticiaNoEsProvocación, que inició con un recorrido en la Glorieta de Insurgentes donde hicieron un mitin pidiendo, entre otras cosas, decretar la alerta de género en Ciudad de México, enjuiciar a los culpables de delitos contra la mujer y la garantía de reparación y no repetición de hechos violentos.

Un contingente avanzó por la calle de Génova en la Zona Rosa y otro bloqueó la circulación de avenida Insurgentes en esquina con Liverpool. Al mismo tiempo hacía acto de presencia un grupo de mujeres embozadas que hizo pintas en los camiones del Metrobús y comenzaron los destrozos de la estación Insurgentes, incluso provocó un pequeño incendio con pancartas y papeles.

Al ser captadas por las cámaras de video y fotografía de los reporteros gráficos, las mujeres les hicieron pintas en sus equipos, los empujaban, o bien los agredían verbalmente para evitar sus registros.

Contra los hombres que acompañaban la movilización, o bien, que reporteaban en la zona, las embestidas eran más violentas, como la que sufrió el reportero de ADN 40 Juan Manuel Jiménez, quien en plena transmisión en vivo fue noqueado.

Al grito de “Hombres atrás”, “Violadores” y “Justicia” arrojaron diversos objetos a la sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital y vandalizaron la fachada. Los contingentes avanzaron por la calle de Florencia rumbo al Ángel de la Independencia y a su paso destrozaron cristales y fachadas de comercios y bancos, y realizaron pintas en paredes y puertas.

Al llegar a la subestación de la policía capitalina, en la esquina de Florencia y Reforma, las mujeres intensificaron su protesta: irrumpieron y causaron destrozos en el mobiliario e incendiaron los archivos de las autoridades.

Minutos más tarde arribaron los bomberos que intentaron mitigar el fuego del edificio; sin embargo, fueron replegados con violencia con saldo de un herido. Al llegar al Ángel de la Independencia los diversos contingentes volvieron a realizar pintas y continuaron con su furia contra los reporteros, camarógrafos y fotógrafos.

Cuando gran parte de la movilización se centró en el corazón de avenida Reforma, fue cuando los bomberos aprovecharon para ingresar a la estación Florencia para apagar el fuego, además de que policías capitalinos sacaron sus armas del lugar.

A pesar de haber llegado a su destino, y con una estela de violencia a su paso, los grupos de mujeres embozadas continuaron sus embestidas en los comercios aledaños y los curiosos, principalmente hombres.

Cerca de las 11 de la noche concluyó la movilización y fue cuando llegaron los servicios médicos para atender a los heridos, entre ellos 14 policías, seis trasladados al hospital que se reportaban estables.

En entrevista con MILENIO Televisión, la secretaria de Gobierno de CdMx, Rosa Icela Rodríguez, afirmó que ante los actos de vandalismo en la marcha feminista contra la violencia, no caerían en provocaciones.

Más tarde las autoridades de la capital emitieron un comunicado en el que aseguraban que la violencia no se puede justificar en la búsqueda de los derechos de las mujeres.

Además, anunciaron que ya se abrieron carpetas de investigación en la Procuraduría General de Justicia capitalina por las agresiones hacia miembros de los medios de comunicación, personas y por las afectaciones a los edificios públicos, y aseguraron que “no habrá impunidad”.

“Sobre la manifestación del día de hoy, respetamos a la mayoría que lo hicieron de manera pacífica, para ellas las puertas de Ciudad de México están siempre abiertas para el diálogo franco; sin embargo, no se puede justificar la violencia de unas y unos cuantos que solo empañan la defensa de los derechos de las mujeres.

La violencia no se combate con violencia”, se explicó. El director del Metrobús, Roberto Capuano, anunció el cierre de la estación Glorieta de los Insurgentes por los daños. “En consecuencia de los actos vandálicos perpetrados por mujeres integrantes de diversas organizaciones, que causaron graves daños a la estación Insurgentes, ésta se mantendrá cerrada hasta nuevo aviso para evitar cualquier accidente”.

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos de CdMx lamentó las agresiones que se dieron a personas y periodistas, por lo que solicitó a las autoridades “una investigación pronta y diligente con base en el protocolo especializado en la materia”. /Milenio.

Comentarios