Policiaca

‘Calcetitas rojas’... la niña violada y asesinada por su padrastro y su madre recibe justicia; son sentenciados a 88 años de prisión

  La Gaceta.me
05 Septiembre 2019
08:30:00

La madre y el padrastro de la menor golpearon a la niña de tan solo 4 años hasta causarle la muerte el 18 de marzo de 2017

Por el feminicidio de Lupita, "la niña de las calcetitas rojas", un juez del Distrito Judicial de Nezahualcóyotl sentenció a 88 años de cárcel a su madre y a su padrastro.

Durante la audiencia celebrada la tarde de este miércoles, el impartidor de justicia consideró que existen los elementos para considerar que Pablo "N" y Yadira "N" son los responsables de la muerte de la pequeña, ocurrida en marzo del 2017, cuando la menor tenía cuatro años de edad.
Ads by scrollerads.com

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México demostró que la pareja golpeó a la pequeña hasta causarle la muerte el 18 de marzo del 2017. Pablo y Yadira se enojaron debido a que la menor se orinó y defecó en la cama mientras dormía. Por ello, la mujer la castigó a golpes primero, después Pablo la violó y la jaló de las piernas para azotarla contra el suelo, lo que le causó la muerte.

El padrastro y la madre de Lupita, a quien llamaban así debido a que no tenía un nombre oficial ya que nunca la llevaron al Registro Civil, quisieron deshacerse del cadáver para no ser culpados por el homicidio. La envolvieron en una cobija, la trasladaron desde su domicilio en la colonia Agua Azul hasta la avenida Bordo de Xochiaca, en la comunidad de El Sol, donde abandonaron el cuerpo.



Pero un vecino localizó los restos más tarde. La menor estaba encobijada, vestía una sudadera verde, un pantalón rosa y unas calcetitas rojas. Debido a las prendas que portaba la víctima al momento de su localización, popularmente se le denominó "la niña de las calcetitas rojas”.

Como ningún familiar reclamó el cuerpo, sin identificar fue sepultado por la FGJEM en un panteón de Naucalpan con el nombre de “Angelita".

Tuvieron que pasar nueve meses, para que una vecina que muchas veces ayudó a la pequeña, quien era golpeada, la identificara por retratos hablados que se hicieron de la menor.

Pues llegó la justicia me duele porque mi hermana no supo defender a su hija, la niña me duele mucho y pues agradecer a las autoridades que lograron hacer justicia nada más. Es una buena sentencia, para mi él se la merece, ella también por no decir nada, no acudió con nosotros a pedir apoyo, pues la niña por fin podrá descansar en paz ahora tiene justicia y tiene un nombre y existe”, señaló Marina Concepción Medina Carrillo, tía de Lupita.

Este miércoles, un juez dictó sentencia y se determinó proteger en su educación a los tres hermanitos de Lupita.

La Fiscalía no solicitó reparación de daño mayor además de que ellos son insolventes, el compromiso y la orden del juez es que los niños tienen que ser coberturados en sus estudios desde primaria hasta estudios superiores, cubriendo todos los gastos, tanto útiles como becas completas, eso se tiene que empezar a revisar ya obviamente quienes lo van a ejecutar son las personas que tienen la custodia legal de los menores”, explicó Frida Guerrera.


Es algo favorable para ellos, merecen una educación digna y pues no es bueno que sea debido a esto que le haya pasado a su hermanita esto para que el estado apoye a todos los niños que están en esa situación, pero hay algo bueno para ellos para que lleven una vida mejor y no como la de Lupita”, expresó Marina Medina Carrillo.

Además, para la madre y el padrastro de Lupita se les aplicó una pena económica de cerca de 450 mil pesos para resarcir los daños.

75 mil pesos que bueno que no sirven de mucho, pero que van a tratar de resarcir un poquito esto y 125 mil pesos para los tres niños”, detalló la activista.

Aunque ya terminó parte de la pesadilla de pedir justicia para Lupita, su familia pide protección, pues aseguran son amenazados.

Yo espero de las autoridades no se olviden que existimos, porque hemos recibido amenazas durante todo el proceso, ha sido muy pesado sólo les pido protección para mí y para mi familia”, dijo Marina Medina Carrillo, tía de Lupita.

La defensa de los sentenciados dijo que apelará
Se cometió un gran crimen, de eso no hay duda. La forma en la que mataron a Lupita no tiene ningún rastro de humanidad, sin embargo, las investigaciones se basaron en confesiones que se basaron en tortura, apelaríamos, incluso recurriríamos al amparo”, explicó Jesús Mogolla, abogado de sentenciados.

Al salir de la audiencia los familiares de Lupita se abrazaron y no pudieron contener las lágrimas. /Vanguardia.

Comentarios