Internacional

Al menos un muerto y siete heridos en un tiroteo en una escuela de Colorado

  La Gaceta.me
08 Mayo 2019
06:00:00

Dos estudiantes han sido detenidos tras lo ocurrido como presuntos autores

La sombra de Columbine, la escuela de bachillerato en Colorado, se proyectó de nuevo este martes sobre este estado de EE.UU. En abril de 1999, dos estudiantes abrieron fuego y mataron a doce compañeros y un profesor antes de suicidarse. Veinte años después y a escasamente una docena de kilómetros, otros dos colegiales empezaron a disparar sobre alumnos de la escuela STEM, en el ala de Middle School (de 11 a 14 años de edad), de la localidad de Littleton. Al menos un joven de 18 años ha muerto y otras siete personas han resultado heridas de diversa consideración.

Tras una revisión aula a aula se descartó la implicación de una tercera persona

El sheriff del condado de Douglas informó que el suceso se produjo a las dos de la tarde hora local. De inmediato se procedió a tomar las medidas de bloquear por seguridad la escuela y la posterior evacuación de estudiantes. Una vez detenidos los dos presuntos, ese cierre se prolongó varias horas porque existía la duda de si había un tercer implicado. Tras una revisión aula a aula se descartó esta posibilidad.

Los uniformados que acudieron ante la emergencia pudieron escuchar el sonido de las balas al llegar a las dependencias escolares. Diversos cuerpos policiales acudieron al lugar en respuesta al ataque. La STEM cuenta con 1.850 matriculados, de los que 550 asisten a primaria, 700 en Middle School y el resto en bachillerato.

Los vecinos de la zona pudieron ver como los niños y adolescentes salían corriendo del centro al estilo estampida. También pudieron ver como un adolescente que estaba herido. Un amigo y un profesor se hallaban con él, tratándole se asistir haciendo presión sobre el punto de la herida de bala.

Sólo hace unos días que un estudiante de una universidad de Carolina del Norte falleció al afrontar la acción de un pistolero en las aulas. Su muerte facilitó que los agente pudieran detener al agresor. Ese acto heroico facilitó que la tragedia no fuera a más. /La Vanguardia.

Comentarios