Sacarse la espina

Marco Antonio Lizárraga

16 Octubre 2018

“Y es verdad soy un payaso, pero que le voy a hacer”, canción “Payaso” de José José

EL CIRCO

Ciertamente, lo peor puede pasar, y muchas veces las pesadillas se cumplen con creces y en esta ocasión no se puede tener otro calificativo para el presidente de la Mesa Directiva Marco César Almaral Rodríguez como un payaso.

Ciertamente, la forma en cómo ha conducido la sesiones en el Congreso del Estado en este poco tiempo ha dado mucho que desear en la forma como las ha conducido y como “ha aplicado” el reglamento”.

Alcalde de Navolato por el PRI, resentido con la militancia priista y su partido al no darle otra oportunidad como candidato para competir de nuevo, y recogido por el camión de la basura de Morena.

Hoy es diputado local por el distrito 11 y a él como a 17 más, la ola de votación de Morena lo tiene ahí tiene, a él principalmente, dándole un raro sentido de lo que es la “democracia”, y “tolerancia” dentro de la Mesa Directiva.

Cuando el asegura a los cuatro vientos que aplica el reglamento, lo hace solamente para aquellos diputados que no son de su “equipo”, cualquiera que no es de Morena o mantiene convergencia con sus creencias es acusado de impío, inicuo y pecador.

Aunque quiera ocultarlo, quienes hemos seguido desde la Legislatura pasada el proceder de Morena en el Congreso con las protestas y abucheos en el recinto legislativo es más cruel, ahora, las cosas son diferentes porque se tiene el control y no se le da el sentido a la sesión.

Almaral Rodríguez se ha convertido en un niño con juguete nuevo que ha venido ejerciendo una autoridad con total autoritarismo (valga la redundancia), pero es más, sólo le falta un sombrero de copa para parecer presentador de circo.

El asunto es que los de Morena no ven, la senda sonrisa que tiene el diputado presidente de la Mesa Directiva, y que se siente con tremendo poder para decirle en su cara a una diputada que está “sentida” porque tiene el puesto que ella había buscado.

Es decir, que se arma de valor con una mujer para “humillarla” desde Tribuna, y aparte seguirla golpeando en las entrevistas que les da a los medios de comunicación, no pues, que “machito”

En el decir está el hacer, nadie puede rechazar que si bien no se viola la Ley Orgánica del Congreso del Estado, con el comportamiento que se tiene, con sólo pedir el “orden” a la asistencia que grita como jauría en el recinto.

Hace falta que Marco César le dé el prestigio y la seriedad, así como el lugar, que tiene una mesa directiva, que ya se acabó la campaña, que acepte que ahora el reto es hacer las cosas bien, las sesiones del Congreso se están yendo en ver estupideces.

Los 23 diputados que forman la mayoría de Morena, y los tres del PT que son las comparsa, están haciendo añicos las paredes de lo que debe de ser el inicio de lo que pregonan como un cambio.

El asunto está en que los 26 más la diputada Karla Montero tiene una meta, y la juntamos a la legisladora que salió “votada” en esta ola, y es bien simple, que los del PRI mejor ni participen en las sesiones y les dejen a ellos hacer y deshacer.

Los diputados dan verguenza, en la forma como se conducen, no les ha caído el “20” que ya no son izquierda, fueron electos por las causas que ustedes quieran, por que no hicieron campaña, muchos de ellos ni en su cuadra los conocían.

Pero eso si, el recinto legislativo debe de respetarse, porque en ese lugar, también hay diputados electos que sí hicieron campaña, y que a pesar de los embates de la ola de Andrés Manuel López Obrador ahí se encuentran, porque ganaron una elección.

No es de una sola bandera el palacio legislativo, por lo que es una falta de respeto para los ciudadanos que no votaron por ellos, que los legisladores griten como secta “Es un honor estar con Obrador”.

Esperemos que la situación se componga, y que quién está tras bambalinas la coordinadora de la Jucopo ponga en orden al payaso mayor que colocó en la Mesa Directiva, creíamos que no iba a ver alguien peor que Roberto Cruz Castro en ese puesto… ¡qué rápido nos taparon la boca!

La Mesa Directiva no es más que para conducir la sesión, si Cesar “El payaso” Almaral quiere seguir haciendo su circo, nomas que recuerde que “Somos más que 53” no les llena un camión para votos.

Aguas, porque las cosas se pueden revertir.

Pobre Sinaloa… en manos de quién está su futuro.

RELEVOS

El sector campesino tendrá una serie de relevos en las próximas horas cuando comiencen a hacer rotaciones dentro de los puestos importantes en el liderazgo de los productores, campesinos y ganaderos del estado.

Lo que interesa en este tema son los enroques que vienen donde el Comité Estatal de Sanidad Vegetal, la Liga de Comunidades Agrarias y la Unión Regional Ganadera de Sinaloa tendrán estos movimientos.

En sustitución de Miguel Manuel Palazuelos Arenas, quien concluye su periodo al frente del Comité Estatal de Sanidad Vegetal del Estado de Sinaloa y su lugar lo ocupará el actual líder de la LCA Samuel López Angulo, quien actualmente es interino.

En este cambio, ingresa el diputado local por el distrito 19, Faustino Hernández Álvarez, quien ya fue presidente de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa, y viene a fortalecer el sector haciendo mancuerna con el Cesavesin.

El cambio que más sorprende es el pase de estafeta entre mazatlecos en la Unión Ganadera Regional de Sinaloa que actualmente dirige Daniel Osuna Román, y la ocupará el alcalde de Ahome, también reconocido ganadero mazatleco, una vez que concluya su cargo.

Sin duda, unos cambios que vienen a cerrar la pinza en el trabajo que se está desarrollando y a fortalecer los vínculos con gente preparada para este sector que necesita hacer frente a los cambios que se avecinan.

Uno de los primeros temas que se están desarrollando en este ámbito es el recurso que está etiquetado para el sector primario que siempre viene reducido en los presupuestos de egresos por tradición.

En esta ocasión el gobierno federal pretende enfocar sus energías en el sector social, y es donde se corre el riesgo de que los recursos no lleguen como deberían y ahora que los diputados federales que se tienen, y llegaron por la oleada de votos, no se tiene contemplado que vayan a tener interés en buscar recursos para este sector.

En suma, van a faltar más movimientos para darle guerra a las causas sociales, que no está mal apoyar a quienes más lo necesitan, pero si es necesario que se fortalezcan todos los sectores sin sacrificar a nadie.

Los cambios vienen, ya veremos en donde más se aprietan las “tuercas”.

mlizarraga1@entreveredas.com.mx

Facebook: Entreveredas

Twitter: @PeriodistaMarco

Comentarios



Últimas columnas del autor


Entre Veredas
Columna: Atole con el dedo
13 Junio 2019
Entre Veredas
Santo pecado
11 Junio 2019
Entre Veredas
Extrañamientos
10 Junio 2019
Entre Veredas
Engaño masivo
07 Junio 2019
Entre Veredas
In saecula saeculorum
05 Junio 2019

Otros Columnistas


SIN QUITARLE NI PONERLE
Oswaldo Villaseñor Pacheco
Nada Personal
Rosina Ávila Palma
El Caldero Político
Anabella Pezet
Sobre El Camino…
Benjamín Bojórquez Olea
Sin redundar
Carlos Avendaño