Renovarse o morir

Marco Antonio Lizárraga

05 Noviembre 2018

“No olvides tu historia ni tu destino”, Bob Marley

EL ARRASTRE


El asunto del Tiburonario de Mazatlán ese elefante blanco que comenzó como un proyecto de 20 millones de pesos en su totalidad y terminó con más de 60 millones de pesos invertidos para que a menos de 90 días de haberse inaugurado este se reventara, tiene consecuencias que se comenzarán a ver como efecto dominó.


El asunto está en que como se comentó en su tiempo, la detención de Dionisio Sánchez Félix ocurrida hace unos días en la Ciudad de México y que ahora está a disposición de un juez local, trae como consecuencia la reacción en cadena. 


En este tema le podemos adelantar que se verán más exfuncionarios involucrados en este aspecto, y tanto así que arrastrará a la primera parte del del gobierno de Fernando Pucheta Sánchez.


Un segundo imputado sale a relucir y ya se presentó ante el juez de Control Penal pero con un amparo a la mano es Luis Ulloa Miranda quien laboró en la Secretaría de Obras Públicas como director de contratos de la SOP.


Pero aún hay más, otro que mejor se puso el huarache antes de espinarse fue el ex secretario de esa dependencia José Luis Sevilla Suárez por aquello del “no vaya siendo” y le toque meterse en el proceso penal, pero diría mi abuelita, el que nada debe…


El fin de semana Ulloa Miranda se presentó a la audiencia inicial con sus abogados defensores para conocer la carpeta integrada por la Fiscalía Anticorrupción donde él aparece como imputado. 


Esto apenas comienza, y volviendo en el caso de Mazatlán, todo indica que las exoneraciones hechas por la investigación de la ex síndica procuradora Lourdes Sarabia con respecto al tema del Tiburonario no tendrán validez. 


El asunto es claro, la enmienda en este delicado tema del Tiburonario es clara y la Fiscalía General del Estado está investigando hasta el mínimo detalle y pueden caer responsabilidades desde la exdirectora hasta los constructores de todas las etapas. 


La situación se pone demasiado tensa ahora que las investigaciones avanzan tal parece que este tema del Tiburonario inicia con los peces grandes y también arrastrará la corriente a los charalitos. 


No hay que dejar de lado este tema, hay que seguirlo de cerca, porque en estas investigaciones todo puede pasar y suceder, y ahí no yendo a bailar a Chalma se quitan de encima este tema. 


Ya veremos en que desencadena. 


PROPUESTA


La delgada línea entre la división y la unidad en el PRI ya fue lanzada por la dirigencia estatal donde ya se puso en riesgo la elección que todavía no empieza, pues desde la concepción de la convocatoria para el cambio de líder ya se complicó. 


El sábado pasado, se dio a conocer que la elección del nuevo presidente estatal del PRI se haría conforme a una asamblea de delegados, es decir que habría un ungimiento para que alguien tome las riendas del equipo. 


El asunto está en que muchos de los asistentes, solicitaban que la elección del nuevo líder del PRI fuera por consulta a las bases, uno de ellos Jorge Abel López Sánchez declaró que hacer una elección por medio de consejeros sería suicidio político.


Hay que recordar que hay muchos “tiradores” en este tema, y tanto más que el gobierno federal se está terminando por lo que quieren seguir ahora en otro rubro, algunos les interesa otro puesto de gobierno, mientras que a otros el partido.


La lista de aspirantes y suspirantes para este pues, está el subsecretario general de gobierno Marco Antonio Osuna Moreno, el delegado de Conafe en Sinaloa, Mario Valenzuela López, el exsubsecretario de Desarrollo Social, Manuel Osuna Lizárraga, el delegado de Semarnat en Sinaloa, Jorge Abel López Sánchez.


Y de los otros que suenan que no han dicho que no pero tampoco han dicho que si y suena son la directora del Seguro Popular Rosa Elena Millán Bueno y el exalcalde de Mazatlán, Joel Boucieguez Lizárraga.


La lista crece en quienes aspiran a dirigir el partido, hombres y mujeres que tienen capacidad para poder sacar adelante al partido, y todo indica que la designación vendrá de lleno. 


En estos momentos no afecta en nada quien quede, sea en dedazo o sea en consenso con el nuevo dirigente, pero ante esto, lo que le queda al nuevo dirigente estatal es que una de nuevo a todos.


Muchos lo ven como un retroceso, pero ya veremos cómo sale del paso en este aspecto quien se encargue. 


Todo indica que solamente será una planilla la que se presente el 15 de noviembre que será cuando ya se sepa quien será, y en ese momento se hace la votación, lo demás es de todos conocidos.


A ver como les va. 


SAQUEO 


El alcalde de San Ignacio, Iván Báez Martínez se llevó una seria sorpresa al descubrir que el Ayuntamiento que dejó el anterior alcalde Luis Fernando Sandoval está hecho un caos financieramente. 


A pesar de que el día del cambio de gobierno, el exalcalde manifestara que dejaba finanzas sanas, al momento de tomar las riendas de la comuna, apenas le “rascaron” y el borboteo la pus. 


Al checar las finanzas del Ayuntamiento se descubrió que tanto el Ayuntamiento como el DIF tiene serios problemas para poder salir adelante, el único sitio que dejaron deudas en la Jumpasi de 590 mil pesos de energía eléctrica y en quiebra.


Esto obligará al nuevo gobierno a tomar las medidas necesarias, hacer convenios y promesas de pago para no dejar sin agua al municipio. 


Sandoval Morales aseguró que la deuda había sido terminada pero dejó 4 millones de pesos  de deuda pública. 


Al hacer alguna otras revisiones se dijo que en las unidades del Ayuntamiento la administración pasada le quitó las llantas nuevas a los vehículos oficiales y le colocaron usadas. 


Incluso la maquinaria que se tenia en el municipio Sandoval Morales la dejó inservible por lo que se tuvo que conseguir maquinaria prestada para poder dar servicio al municipio.


Además se descubrió que con la contingencia de Escuinapa se ordenó que se enviaran despensas del DIF de San Ignacio a ese municipio pero hicieron caso omiso y se ocultaron en un domicilio particular. 


Este caos que dejó Sandoval Morales va más allá ya que se dijo a conocer que se descubrir que hubo obra que no se dio el anticipo pues sólo se requería para dar el banderazo aunque la obra no se esté realizando.


Y la cereza del pastel es que se descubrieron que también sobrevaluó compras por ejemplo, un tambo de aceite el Ayuntamiento de Sandoval facturaba los tambos de diésel de 9 mil pesos de costo original hasta el costo de 18 mil pesos.


Esto es apenas la punta del iceberg a ver que sucede. La pregunta es... así con todo ¿el doctor quería reelegirse? 


mlizarraga1@entreveredas.com.mx


Facebook: Entreveredas


Twitter@PeriodistaMarco 


Comentarios



Últimas columnas del autor


Entre Veredas
Columna: Atole con el dedo
13 Junio 2019
Entre Veredas
Santo pecado
11 Junio 2019
Entre Veredas
Extrañamientos
10 Junio 2019
Entre Veredas
Engaño masivo
07 Junio 2019
Entre Veredas
In saecula saeculorum
05 Junio 2019

Otros Columnistas


Sobre El Camino…
Benjamín Bojórquez Olea
El Caldero Político
Anabella Pezet
SIN QUITARLE NI PONERLE
Oswaldo Villaseñor Pacheco
Nada Personal
Rosina Ávila Palma
Sin redundar
Carlos Avendaño