MORENA BAILA TANGO

Benjamín Bojórquez Olea

08 Enero 2019

SOBRE El CAMINO

Hoy la historia en Sinaloa empezó a cambiar. Me asombran todos aquellos que siguen tratando de analizar desde el “shock” qué es lo que puede pasar. Ya pasó, el cambio no está por venir, el cambio está aquí y es todo lo que quisieron que pasara los que votaron el primero de julio por López Obrador, estuviera o no en su programa. Morena en Sinaloa, y sobre todo los legisladores en su mayoría han aprendido a rediseñar una liturgia ambigua y de muy poco talento en el tacto político, donde la historia ha enseñado que el verdadero poder solamente es peligroso en dos ocasiones, o cuando no se tiene o cuando no se sabe usar, en pocas palabras Morena en Sinaloa está situado bajo retóricas de no saber qué hacer con el poder. También los legisladores de Morena nos ha enseñado que la diferencia entre un estadista y un político es que el uso del poder, si se hace bien, es la mejor base que existe en el desarrollo de las instituciones, generando confianza a ultranza y si se hace mal como en este caso pasa en el congreso local, normalmente no sólo crea una tragedia, sino que termina quemando a quien lo mal lo usa. Estamos dentro de la 4ta Transformación; sin embargo, los cambios que lleva implícito por dentro y por fuera pretenden ser los más importantes, y lo serán si logran cruzar dos fronteras, es la del año 2019 y la segunda la del sexenio. Hablando de las formas, olvídese lo que significa pasear de forma pacífica por las curules y sesiones del recinto legislativo y por supuesto abracen la nueva transformación. Pueden llegar a hacer la cola para un vuelo comercial y además puede llegar con el tiempo suficiente como para poderse comprar un café y tomarlo como si fuera uno de nosotros o subir al pesero dilapidando de origen conductas que solamente cachetean de frente a una sociedad cansada de todo, de las marcas políticas y ya de ustedes mismos. No tengo muy claro si eso es bueno o malo y esperaré a ver qué dicta el tiempo, porque si antes era mentira la distancia que significaba tener a alguien en el “Olimpo” del poder, tanta normalidad puede resultar mala en el sentido en el que también se tengan resultados de acuerdo con ese uso del tiempo mal diseñado desde una óptica estratégica. Ahora están por verse dos cosas, primero, si todo ese cambio radical de Morena en Sinaloa hará más felices a los de abajo, sin acostumbrarlos a vivir de lo que significan las subvenciones, el asistencialismo o el cheque del Estado, que ahora lo disparan de la misma forma a lo que Morena criticaba desde las instituciones, ayuntamientos y demás. Y segundo, que se produzca efectivamente por la vía de los hechos y del derecho un cambio en el reparto de la pluralidad y exigencia social. No estoy estableciendo un paralelismo entre ambos, pero sí me parece importante recordarle al presidente López Obrador y a los protagonistas de los ayuntamientos y del recinto legislativo morenista, que además de la lucha contra la corrupción, de la austeridad republicana, también tienen la obligación de crear el único mecanismo efectivo que se ha creado a lo largo de la historia que puede cambiar la suerte de la credibilidad. Y es que la única manera de repartir sustentada-mente los recursos asignados desde la federación, simplemente es un error de carácter político, donde esa medición de la diputada de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Graciela Domínguez Nava, no sabe como ejercer el poder de adentro hacia afuera, ocasionando divisiones entre ellos mismos. El presidente ofrece amor y paz, pero no permite ni desaprovecha ninguna oportunidad para expresar de la manera más contundente que él preferiría defender con paz y amor las conquistas sociales que le permiten hacer lo que está haciendo desde su victoria del primero de julio, pero que también está preparado, con esa amenaza latente que significa poder azuzar las consultas o la demanda de justicia popular, para vencer o arrinconar a cualquier enemigo. ¿Entendió diputada y líder Graciela Domínguez Nava? “O se lo explico con canicas”…



GOTA Y CHISPA:


A partir de ahí, es curioso en el que los legisladores y todo el aparato de Morena en Sinaloa se coloquen en una confrontación directa con demás actores que no obedecen sus ordenes, además una lucha encarnizada con los medios de comunicación, véase que la libertad de expresión forma parte de un equilibrio o contrapeso de poder. Creo que es una hora decisiva y que es fundamental el respeto, pero también creo que es importante hacer la reflexión de que Morena debe atenuar su caminar cargado de revanchismo, odio, como en tantos otros temas, las formas no es que no estén de más, es que no impiden el avance de la historia para los protagonistas de la llamada salvación de la 4ta Transformación. “Es cuanto”. “Nos vemos Mañana”…


Comentarios



Últimas columnas del autor


Sobre El Camino…
Nuevo pacto de Aguilar
22 Enero 2019
Sobre El Camino…
PRESUPUESTO 2019
21 Enero 2019
Sobre El Camino…
¿QUÉ HIZO LA DERECHA?
18 Enero 2019
Sobre El Camino…
PASADO Y PRESENTE
17 Enero 2019
Sobre El Camino…
¿Y OCTAVIO ROMERO?
16 Enero 2019
Sobre El Camino…
MORENA SIN ÓRDAGO
15 Enero 2019

Otros Columnistas


El Caldero Político
Anabella Pezet
Sin redundar
Carlos Avendaño
SIN QUITARLE NI PONERLE
Oswaldo Villaseñor Pacheco