Carta al líder

Benjamín Bojórquez Olea

03 Diciembre 2019

SOBRE EL CAMINO

Es común que intercambiemos saludos o abrazos cordiales como elemental signo de buena educación, sin comprender que estamos refiriéndonos a muestras de cariño íntimas y profundas porque brotan del corazón (recordemos que cor, cordis significa corazón en latín).

Así, emitir un abrazo cordial es decir que se abraza con el corazón a la otra persona, que se está con ella en concordia, en perfecta unión y armonía.

En cambio, la palabra incordio se utiliza para significar que algo es molesto, agobiante o fastidioso (proviene de antecordio, que era una especie de tumor que afectaba especialmente a las mulas y caballos en la zona pectoral).

La maestra Blanca Gómez Bengoechea escribió un artículo titulado “Dejarse incordiar, mirar a las familias pobres a nuestro alrededor”, en el que recalca la desconfianza, frialdad y desprecio con que tratamos a los indigentes, migrantes o personas necesitadas:

“Solemos verlos como los hijos de unos padres despreocupados, que no quieren trabajar, que nos incordian en los semáforos, nos piden dinero por la calle vete tú a saber para qué... Como personas que ‘quieren vivir así’, con los que es imposible trabajar y de los que no se pueden obtener cambios positivos”.

Sin embargo, precisó, es necesario que nos sintamos incómodos con su presencia: “Dejarse incordiar” supone permitir que estas realidades nos “desacomoden” de alguna manera. Que nos moleste su existencia, hasta tal punto que decidamos hacer algo por conocer lo que tienen detrás y remediar sus causas últimas.

Finalmente, recordó las palabras de Bergoglio: “Reclamar para ellos, como ha dicho el Papa Francisco, tierra, techo y trabajo, y hacer realidad ese vínculo inseparable que debe existir entre nuestra fe y los pobres, a los que nunca debemos dejar solos. Aunque eso signifique un “incordio” para nuestras vidas”.

¿Me dejo incordiar por ellos?

BENJAMÍN BOJORQUEZ OLEA



COLUMNA: SOBRE EL CAMINO
CARTA AL LÍDER…

Aquí un mensaje claro y preciso, además de oportuno y justificado… Una de las habilidades clave para ser un dirigente sindical exitoso es poder influir positivamente sobre los otros a través de un liderazgo reconocido, palpable, basado en competencias y de compromiso no solo con los agremiados de esta fortaleza de la Sección 53 del SNTE en Sinaloa, sino también con la sociedad. Hoy el Secretario General de la Sección 53 del SNTE y maestro de profesión José Fernando Sandoval Angulo siempre se ha caracterizado desde la evidencia, el conocimiento académico y la experiencia de tantos años que lo acredita bajo condiciones no menos ortodoxas, ya que es reconocido por sus colegas, con un bisturí muy expresivo e incluyente. José Fernando Sandoval ha sido capaz de generar espacios de comunicación e integración, permitiendo a los miembros de la organización gremial de la Sección 53 del SNTE potencialidades para el logro de objetivos comunes. Por otro lado, Fernando Sandoval ha tenido la capacidad de sostener credibilidad, además de tener la virtud de escuchar, su forma de crear ese liderazgo consiste en su forma de ser, de estar por encima de todos los maestros procurando siempre el bienestar y así rescatar con orden todas las demandas de sus agremiados. Por ello ser líder implica una gran responsabilidad; el líder se va formando día a día. La formación de Fernando Sandoval en dicha institución SINDICAL son cada vez más planas y trasversales debido a que trabaja en equipo, su talento humano lo hace ser más competitivo y así ejerce una mayor presión por la eficiencia y rentabilidad. A su vez, José Fernando Sandoval ejerce además un liderazgo efectivo, que cumple con su función sindical y mantiene una agenda evaluadora de todas las demandas de sus agremiados, donde continuamente recorre el esqueleto gremial sinaloense y de forma directa escucha las necesidades y peticiones de los maestros que conforman esta agrupación. Desde mi punto de vista uno de los grandes desafíos de José Fernando Sandoval Angulo ha sido estar a la altura del dinamismo y de los avances y de sus implicancias, así como también buscar alternativas que beneficien al sector gremial, construyendo con bases solidas el rumbo de la organización. E ahí, donde se analiza el panorama para una mejor calidad de vida de los maestros de esta estructurada institución de la Sección 53 del SNTE. ¿Qué ha buscado el Secretario General del SNTE 53? Dignificar al sector, e incidir en futuras mejoras a los trabajadores de la educación del estado, con una redistribución que acorte las brechas de la desigualdad gremial. Otro punto no menos importante es que Fernando Sandoval ha logrado humanizar y conectar más al gremio y las relaciones interpersonales, es decir, me refiero a que cuando participa en instancias de diálogo o discusión de ideas baja el perfil a los planteamientos de las diferencias y se centra en lo real y práctico de las situaciones a resolver. Otro punto significativo de José Fernando Sandoval es que su disposición desde la llave de las decisiones es que mantiene al día la información necesaria y colectiva para realizar una gestión justa y eficaz para su sector. ¿Qué ha procurado el líder de la Sección 53 del SNTE? Un sindicato más unido, más autónomo, más estable, más proactivo, que tiene como finalidad hacer efectivos los derechos del sector al que representan, así como mejorar las condiciones económicas y sociales, así como también de defender y procurar que los derechos profesionales de los trabajadores de la educación tengan estabilidad y sean escuchados. Por tal motivo, José Fernando Sandoval, busca el progreso y crecimiento sindical de sus colegas, en pocas palabras, ser un intermediario entre los trabajadores, para facilitar el buen entendimiento entre los mismos maestros.

GOTA Y CHISPA:

¿Por qué Fernando ha sido exigente? Por una simple y sencilla razón, porque nos lleva directamente a los desafíos, Fernando Sandoval Angulo sabe perfectamente y lee el mercado gremial y su desarrollo como sindicato, no por eso es el sector más organizado de Sinaloa, el cual ha revelado una nueva forma de trabajar y no podemos dejar de mencionar, porque no bastan los convenios colectivos, sino los beneficios sindicales, permitiendo un abanico de opciones, donde la empleabilidad de dicho sector de la Sección 53 del SNTE esté bien representada bajo condiciones y ejes, donde la sociedad gremial ha elevado los estándares mínimos, una muestra de que el músculo del SNTE 53 en Sinaloa cobra una real premisa formativa y participativa. Por lo pronto, es importante destacar que la funcionalidad y la credibilidad de Fernando Sandoval no están a discusión, ni tampoco supeditada a la hora de un llamado para hacerle frente y así defender con ahínco y responsabilidad los logros que se han obtenido en esta administración sindical de su líder, José Fernando Sandoval Angulo, que en nuestra próxima entrega detallaremos los avances sindicales a los maestros que forman parte de este incluyente sindicato. “Nos vemos Mañana”…

Comentarios



Últimas columnas del autor


Sobre El Camino…
Se desangra Morena
11 Diciembre 2019
Sobre El Camino…
UN LOCO EN APUROS…
10 Diciembre 2019
Sobre El Camino…
MENSAJE DE IZQUIERDA
09 Diciembre 2019
Sobre El Camino…
Un nuevo viaje
06 Diciembre 2019
Sobre El Camino…
¿Se debilita Morena?
05 Diciembre 2019
Sobre El Camino…
HOMBRE DE LUCHA…
04 Diciembre 2019

Otros Columnistas


En mi opinión
Juan Francisco Lagarda
Columna de Mario Domínguez
Mario Domínguez
Sinaloa News
Fabian Galicia
Crónicas de la Cuarta Transformación
Leopoldo Martínez Velarde
Está escrito
Jaime González
Sin redundar
Carlos Avendaño